Los Mejores Regalos Creativos y Económicos para San Valentin
February 11, 2015
Cómo Ahorrar en Pareja, sin Quedarte Pelao’
March 10, 2015

 

Amós 3:3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?

 

Para mantener aquello que Dios ha depositado en ti, sin afectar a tu pareja:

 

  1. Aprende a saber quién eres y hacia dónde te diriges:

Reconoce tu valía como individuo. Tú has sido creado, único(a) en su clase, con talentos y capacidades extraordinarias para un propósito divino. Tu felicidad no depende del tipo de pareja que tengas a tu lado, sino de la felicidad que ya nuestro Dios ha depositado en ti para ser todo lo que Él te ha llamado a ser. No te limites por satisfacer a otro; libera tu mente, llénate de fe y actúa hacia ese deseo, meta o sueño que ha sido depositado en tu corazón.

 

  1. Toma el tiempo necesario para escoger la pareja correcta para ti:

Muchos de los problemas en la vida se pueden evitar con anticipación. Espera el tiempo indicado para evaluar y escoger una gran persona, enviada por Dios. El tiene cuidado de ti, es por esto que si esperas en El, te dará la sabiduría necesaria para escoger a un compañero(a) que le de alas a tus sueños y metas, llevándote al próximo nivel.

 

  1. Tu pareja debe añadirte, no restarte:

Es bien difícil llevar una relación cuando ambos están dirigiéndose en direcciones opuestas o cuando uno quiere moverse adelante y la otra persona simplemente no se quiere mover. Más aún, cuando sientes que tu individualidad está en juego. Tus sueños, no tan solo son tuyos, son semillas que nuestro Dios ha depositado en ti para ser de bendición a otros y con ellos, ha depositado las herramientas para cumplirlos. No te puedes dar el lujo de echarlos a un lado, por evitar lastimar a tu pareja, porque el verdadero amor echa fuera el temor,la inseguridad y el deseo propio, por lograr el bienestar de la otra parte (1 Corintios 13).

 

  1. Trabajen para un fin en común:

Cada uno tiene sus sueños y metas, pero como pareja deben trabajar para un fin en común. ¿Te haz preguntado porque algunas parejas y matrimonio de años largos se separan? Una razón puede ser porque no tienen sueños y metas en común por los cuales luchar. Ya compraron la casa de sus sueños , los hijos crecieron y se casaron, ¿y ahora qué? Luego que cumplan un sueño o una meta es tiempo de trazar buenos objetivos y volver a comenzar una aventura nueva, llena de retos y recompensa.

 

  1. Mantén la esperanza

A lo mejor de primera instancia, ese sueño o meta, pueda ser muy grande para tu pareja entenderlo. No te frustres, la palabra nos dice en Salmos 27:13

“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes.”

Llénate de aliento y firmeza, porque si esa es la relación que nuestro Dios te ha llamado a tener, te lo confirmará en este proceso.

 

Esto no significa que en el proceso de tu relación, puedan haber diferencias en sueños o metas, pero sí que tienes la madurez suficiente para creer que Dios ya ha tomado las riendas de tu relación para que ninguno de los dos pierda su individualidad en el proceso y alinee su propósito divino en sus vidas.

 

Salmos 55:22

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;

No dejará para siempre caído al justo.

¿Que te pareció? Comparte tu opinión con nosotros y nuestra comunidad en los comments.